El vínculo entre diabetes y derrame cerebral

La diabetes aumenta muchos riesgos para la salud, incluido el accidente cerebrovascular. En general, las personas con diabetes tienen 1,5 veces más probabilidades de sufrir un derrame cerebral que las personas sin diabetes.

La diabetes afecta la capacidad del cuerpo para producir o usar insulina correctamente. Dado que la insulina juega un papel importante en la extracción de glucosa del torrente sanguíneo a las células, queda demasiado azúcar en la sangre de las personas con diabetes. Con el tiempo, este exceso de azúcar hace que se acumulen coágulos o depósitos de grasa en los vasos que suministran sangre al cerebro. Esta condición se conoce como aterosclerosis.

Si estos depósitos crecen, pueden hacer que la pared de los vasos sanguíneos se estreche o incluso complete el bloqueo. Cuando el flujo sanguíneo al cerebro se detiene por cualquier motivo, se produce parálisis. Por lo tanto, la diabetes generalmente aumenta la probabilidad de accidente cerebrovascular isquémico. Sin embargo, la diabetes es un factor de riesgo para el accidente cerebrovascular isquémico y hemorrágico.

Los estudios clínicos han demostrado que los pacientes diabéticos muestran un peor rendimiento de recuperación después del accidente cerebrovascular que los pacientes no diabéticos.

El azúcar en la sangre y el control de peso son extremadamente importantes para controlar el riesgo de accidente cerebrovascular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here