Secreción Vaginal

La secreción vaginal es principalmente una condición normal que ayuda a mantener la vagina limpia y húmeda. El líquido producido por las glándulas de la vagina y el cuello uterino elimina las células muertas y las bacterias. Esto mantiene limpia la vagina y ayuda a prevenir infecciones. La forma más fácil de saber si la secreción es normal o se debe a un problema es el color, la consistencia y el olor de la secreción. El flujo vaginal normal es transparente o de color blanco, sin olor acre o fuerte, y tiene una consistencia gelificada o pegajosa.

Tipos de flujo vaginal

Hay varios tipos diferentes de flujo vaginal. Estas especies se clasifican según su color y consistencia. 

Flujo vaginal blanco

Es normal que tenga una secreción blanca, especialmente al principio o al final de su ciclo menstrual. Sin embargo, si la secreción se acompaña de picazón y tiene una consistencia o apariencia espesa, similar a la cuajada, esto no es normal y debe tratarse. Este tipo de secreción podría ser un signo de una infección por hongos.

Flujo vaginal claro y acuoso

Una secreción clara y acuosa es completamente normal. Puede ocurrir en cualquier momento del mes. Puede ser más grave después del ejercicio.

Flujo vaginal claro y flexible (pegajoso)

Si la secreción es flexible y con apariencia de moco (como una clara de huevo), en lugar de transparente pero acuosa, es probable que esto indique ovulación. Este es un tipo normal de secreción.

Flujo vaginal marrón o con sangre

La secreción marrón o con sangre suele ser normal, especialmente cuando ocurre durante o justo después de su ciclo menstrual. La secreción tardía al final de su período puede aparecer marrón en lugar de rojo. También puede experimentar una pequeña cantidad de secreción sanguinolenta entre períodos menstruales. A esto se le llama manchado.

Si el manchado ocurre durante el período normal de su período y recientemente ha tenido relaciones sexuales sin protección, puede ser un signo de embarazo. Manchar en una etapa temprana del embarazo puede ser un signo de aborto espontáneo.

En casos raros, la secreción marrón o con sangre puede ser un signo de cáncer de endometrio o de cuello uterino. Puede haber otros problemas como fibromas u otros crecimientos anormales. Por eso es importante realizarse un examen pélvico anual y una prueba de Papanicolaou. Su ginecólogo buscará anomalías cervicales durante estos procedimientos.

Flujo vaginal amarillo o verde

La secreción amarilla o verde, especialmente con una consistencia espesa o acompañada de un olor desagradable, no es normal. Este tipo de secreción puede ser un signo de gonorrea. Por lo general, se transmite a través de las relaciones sexuales. La secreción amarilla o verde acompañada de un olor fétido y apariencia espumosa puede ser un signo de tricomoniasis.

Flujo vaginal gris

El flujo vaginal gris no es normal y puede ser un signo de una infección bacteriana común llamada vaginosis bacteriana. La vaginosis bacteriana a menudo causa síntomas como picazón, olor fuerte, irritación, enrojecimiento.

Causas del flujo vaginal

El flujo vaginal normal es una función corporal saludable. Es la forma que tiene su cuerpo de limpiar y proteger la vagina. Es normal que la secreción aumente con la excitación sexual y la ovulación. El ejercicio, el uso de píldoras anticonceptivas y el estrés emocional también pueden causar el alta.

Sin embargo, el flujo vaginal anormal generalmente es causado por una infección.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una infección bacteriana muy común. En algunos casos, provoca un aumento de la secreción vaginal con un olor fuerte, fétido y, a veces, a pescado, aunque puede no causar síntomas. Las mujeres que tienen sexo oral o tienen múltiples parejas sexuales tienen un mayor riesgo de contraer esta infección.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es otro tipo de infección. Se origina en un protozoario o un organismo unicelular. La infección generalmente se transmite a través del contacto sexual, pero también se puede transmitir al compartir toallas o trajes de baño. Provoca una secreción amarilla o verde con un olor fétido. El dolor, la inflamación y la picazón también son síntomas comunes, aunque algunas personas no presentan ningún síntoma.

Infección micótica

La candidiasis es una infección por hongos que produce una secreción blanca similar a la cuajada, además de una sensación de ardor y picazón. La presencia de levadura en la vagina es normal, pero su crecimiento puede crecer sin control en algunos casos. Lo siguiente puede aumentar sus posibilidades de infección por hongos:

  • Estrés
  • Uso de píldoras anticonceptivas para la diabetes
  • El embarazo
  • Antibióticos, especialmente uso prolongado durante más de 10 días.

Gonorrea y clamidia

La gonorrea y la clamidia son infecciones de transmisión sexual que pueden causar secreciones anormales. Suele ser de color amarillo, verdoso o turbio.

Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI)

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una infección que generalmente se transmite a través del contacto sexual. Ocurre cuando las bacterias se propagan a la vagina y otros órganos reproductivos. Puede producir una secreción abundante y maloliente.

Virus del papiloma humano (VPH) o cáncer de cuello uterino

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) se transmite a través del contacto sexual. Puede provocar cáncer de cuello uterino. Aunque no presenta síntomas, este tipo de cáncer puede producir una secreción sanguinolenta, marrón o acuosa con un olor desagradable. El cáncer de cuello uterino se detecta fácilmente con una prueba de Papanicolaou anual.

¿Cómo se diagnostica la causa del flujo vaginal?

Su médico comenzará el examen preguntando sobre las características del flujo vaginal y los síntomas que lo acompañan. El examen vaginal, la prueba de Papanicolaou se pueden utilizar para el diagnóstico.

Si los siguientes síntomas acompañan al alta, consulte a un médico de inmediato:

  • Fuego
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Cansancio
  • aumento de la micción

Tratamiento de flujo vaginal

El tratamiento del flujo vaginal depende de la causa subyacente. Por ejemplo, las infecciones por hongos generalmente se tratan con medicamentos antimicóticos que se insertan en la vagina en forma de crema o gel. La vaginosis bacteriana se trata con píldoras o cremas antibióticas. Trichomonas generalmente se trata con medicamentos como metronidazol (Flagyl) o tinidazol (Tindamax).

Estos son algunos consejos para prevenir infecciones vaginales que pueden provocar secreciones anormales:

  • Mantenga limpia la vagina lavándola externamente con jabón y agua tibia.
  • Límpiese siempre de adelante hacia atrás para evitar que las bacterias entren en la vagina y causen una infección.
  • Use ropa interior 100% algodón y evite la ropa demasiado ajustada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here